divendres, 17 de maig de 2013


La huelga de estudiantes y profesores del 9 de mayo obligó a posponer la aprobación del anteproyecto de la reforma educativa.

Protestan contra la expulsión de 2.000 alumnos y piden que se prorrogue hasta septiembre el abono de las matrículas que no reciban beca.

Familias y docentes piden recursos para implantar la jornada continua

Educación permitirá su implantación en nueve centros experimentales para el curso próximo

Apuntes para una estrategia de cambio
Por VICENÇ NAVARRO