dijous, 24 de gener de 2013


Comunicado de prensa Plataforma en defensa de la Enseñanza Pública de la Marina Baixa 24 de enero de 2013.

¿En qué condiciones están nuestros centros educativos?

La Generalitat parece que no es consciente de que con los recortes en la financiación de la enseñanza pública está cometiendo una serie de negligencias que puede poner en peligro la vida de nuestros hij@s.

A la falta de inversión en el mantenimiento y renovación de los centros educativos públicos, se le une el aumento de ratios por clases que en muchos casos sobrepasan el número de alumnos que determina la ley, y establecen las normativas de seguridad en las construcciones públicas.

En los últimos meses se han caído dos veces techos en el colegio Luis Vives de Valencia, y se ha hundido el suelo en el colegio Hispanidad de Santa Pola tragándose a diez niños, que afortunadamente solo resultaron heridos. Ahora las instalaciones de diversos centros de nuestra comarca muestran que no resisten los embates del viento.

Esta mañana una parte del IES Pere Maria Orts i Bosch de Benidorm ha sido desalojada de manera preventiva después de que las fuertes rachas de viento levantaran algunas sujeciones de los techos de varias aulas prefabricadas instaladas en el centro. En este centro las instalaciones de barracones que tenían que ser provisionales, se han convertido en permanentes, pues la construcción del nuevo centro lleva 22 meses paralizada, pese a que el grueso de la obra ya está acabada y solo resta una pequeña parte de ella.

El colegio Garganes de Altea ha tenido que precintar el acceso a un muro de uno de sus patios, como prevención para evitar que se pueda desplomar sobre algún niñ@.

Estos casos de deficiencias en las infraestructuras de los centros educativos públicos por falta de inversión no son puntuales y aislados ni en el resto de la Comunidad Valenciana, ni en nuestra comarca.

Centros como el colegio Vasco Núñez de Balboa de Benidorm construido hace 38 años presentan grietas y deficiencias evidentes, con zonas del centro cerradas por el riesgo que suponen, pese a las reiteradas promesas de la inminente construcción de un centro nuevo. El Colegio Leonor Canalejas de Benidorm, el primero que fue construido en la ciudad hace 52 años, lleva también años esperando unas reformas que no llegan a materializarse. En La Vila, el IES Malladeta también presenta alguna grieta en su fachada y los defectos en su construcción hacen que se inunde el patio cada vez que llueve. En este último año se han venido abajo dos vallas de protección en el colegio Ausiàs March de Benidorm y en el recién estrenado colegio San Roque de Polop.

Unos 1.350 escolares de Primaria y Secundaria en la marina Baixa siguen este curso en barracones. El IES Pere Maria de Benidorm vuelve a empezar el curso con la mitad de sus 700 alumnos en barracones en 22 aulas que se instalaron al inicio de las obras de remodelación del centro en 2009. Los colegios Doctor Álvaro Esquerdo, con más de 430 alumnos, y Gasparot, con cerca de 300, siguen íntegramente en barracones. El IES Marcos Zaragoza de La Vila, el IES Altaia de Altea o el colegio de l'Olla, también de Altea, cuentan con aulas provisionales para poder dar cabida a sus alumnos desde hace varios años.

La Generalitat y los políticos de turno en nuestra comarca han realizado a lo largo de la última década continuas promesas de reforma de centros con problemas o construcción de nuevos centros, para sustituir a los deteriorados por el paso del tiempo o los barracones, sobre todo en la época de elecciones locales y autonómicas. Promesas que en la casi totalidad de los casos han sido incumplidas.

Solo podemos mostrar nuestra indignación ante tanta falta de responsabilidad en la gestión de nuestros servicios públicos y ante la ausencia de transparencia en el gasto de los fondos públicos, como se muestra en la deuda astronómica de 2.300 millones de euros que generó la empresa destinada a la construcción de centros educativos, Ciegsa.

Ha sido de lo más acertado el primer anuncio de la campaña publicitaria en defensa de la educación pública (http://camp-edu-publi.blogspot.com.es/), que se está realizando a través de prensa y radio, gracias al dinero recaudado entre los miembros de la comunidad escolar de diversos centros educativos. El anuncio que se publico en el diario Levante y en el Información este miércoles es el siguiente:


LA GENERALITAT VALENCIANA PONE EN PELIGRO LA VIDA DE NUESTR@S HIJ@S


Con el aumento de alumnos por aula, la Consellería de Educació incumple el Código Técnico de la Edificación (CTE) de 17 de marzo de 2006, aprobado por Real Decreto 314/2006, en muchos centros escolares.

Dicho código es de obligado cumplimiento en todos los ámbitos constructivos y es de vital importancia, ya que rige los aspectos a tener en cuenta en materia de seguridad contraincendios a la hora de construir una edificación comercial, residencial, docente, sanitaria, etc.

¿Exagerados? ¿Alarmistas? algunas familias habrían deseado que, recientemente, alguien hubiera sido la mitad de exagerados que somos nosotros ahora. Nunca pasa nada hasta que pasa....


Plataformas por la defensa de la Educación pública




Algunas de las fuentes de las que hemos recopilado los datos de la situación de los centros educativos de la Marina Baixa: